Tratamientos no invasivos para reducir volumen

¿Estás pensando en ampliar tu cartera de servicios de cara al próximo año?

Una opción cada vez más demandada es la de los tratamientos no invasivos para reducir volumen. A medida que evoluciona el campo de la aparatología estética, surgen novedades y mejoras que aumentan los resultados de estos tratamientos. Y esto es algo que nuestros clientes saben.
Por todo esto, hemos planteado una lista con algunos de los equipos de aparatología estética más demandados en función de los diferentes tratamientos que se realizan.

Tratamientos no invasivos

  • Cavitación: Se trata de una técnica muy efectiva especialmente cuando el objetivo principal es la eliminación de la grasa localizada y celulitis. Con toda certeza se podría afirmar que es el método pasivo más eficaz sin generar periodos de recuperación. Una de las principales ventajas es que los resultados no solo son efectivos sino que al  afectar directamente sobre la célula adiposa encargada de almacenar el contenido graso, se podrá conseguir su total eliminación. Además el tiempo de tratamiento es relativamente corto comparándolo con otros tratamientos quirúrgicos que necesitan de un periodo de recuperación, algo muy valorado por los clientes. Por lo general, suelen ser necesarias entre 8 y 10 sesiones para completar el tratamiento.
  • Radiofrecuencia: Este sistema produce un calentamiento profundo que afecta a la piel y tejido graso subcutáneo para favorecer la desnaturalización de las fibras proteicas como el colágeno. Esto, permite la regeneración y creación del mismo para ayudar a reafirmar, tensar la piel y disminuir la celulitis. Al aumentar el flujo sanguíneo,  mejora el metabolismo tanto del tejido graso subcutáneo como del aspecto de la piel.
  • Mesoterapia: La Mesoterapia virtual  introduce principios activos directamente sobre la piel gracias al sistema de electroporación que permite abrir canales comunicativos en la dermis  mediante corriente eléctrica y así permitir el paso directo del cosmético a utilizar. Mejora notoriamente el contorno de glúteos, muslos, abdomen, caderas, rostro o cualquier zona del cuerpo donde sea aplicada. Pero además funciona como activador de la circulación sanguínea y linfática con lo cual se pueden corregir problemas de inflamación en las piernas y a su vez evita la formación de varices. Esta técnica es utilizada para tratar arrugas, cicatrices e incluso lesiones deportivas y suelen ser suficientes entre 8 y 10 sesiones por zona.
  • Presoterapia: Es considerado un tratamiento médico-estético exclusivo de desintoxicación, que a través de un drenaje linfático eficaz, ayuda a promover al cuerpo de las funciones naturales para mejorar la oxigenación y revitalización de los tejidos. Mediante un traje o botas que contiene una serie de cavidades herméticas o celdas, se hinchan y presionan el cuerpo de la persona de forma ordenada y normalmente centrípeta para ayudar a nuestro sistema a la movilización linfática y circulatoria. Suelen ser necesarias un mínimo de 8 sesiones que pueden realizarse de 2 a 3 veces por semana.

La mayoría de estos tratamientos requieren formación previa para utilizar correctamente los equipos. Por eso, si estás pensando en adquirir un aparato médico- estético lo mejor es consultar directamente con su proveedor o fabricante  y resolver todas las posibles dudas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies